Denuncian presencia de drones y lásers en la cabecera de la pista 35 del aeropuerto de Santiago de Compostela

Denuncian presencia de drones y lásers en la cabecera de la pista 35 del aeropuerto de Santiago de Compostela

Ene 11, 2016 4 Por infoSCQ

Nuevamente la inconsciencia de algunas personas ha vuelto a quedar de manifiesto poniendo en peligro la vida de los pasajeros que ajenos a ésta actividad, aterrizan a diario en el aeropuerto de Santiago de Compostela. Así se desprende de las notificaciones que las aeronaves realizan a la torre de control del propio aeropuerto informando de la presencia de drones y punteros láser en la cabecera de la pista 35.

Si en el pasado se había ya notificado/denunciado la utilización de punteros lásers en dicha cabecera, ahora se suma la presencia de drones. Estos últimos han provocado ya sustos entre las tripulaciones de varios vuelos al tener que frustrar el aterrizaje en el aeropuerto de Lavacolla al encontrar dicho elemento sobrevolando la cabecera de pista y entrando en la trayectoria de la aeronave. 

Los controladores aéreos de Santiago ya han reportado a la Guardia Civil en numerosas ocasiones la presencia de punteros lásers en la trayectoria de aproximación de aeronaves al aeropuerto y ahora se vienen a sumar los drones. Por su parte, la Guardia Civil ha abiertos diversas investigaciones para localizar a los responsables de estas violaciones de la Ley 18/2014 que regula el uso de drones así como el Real Decreto 552/2014. Según estos decretos y disposiciones legales, al igual que una aeronave no puede acceder a un espacio restringido sin autorización, un dron tampoco puede. Por último, existen otras leyes que se deben tener en cuenta, y es que al fin y al cabo el propietario es el responsable de lo que haga el dron y de los daños que éste pueda causar.

«los drones, tanto para uso comercial como de recreo, son aeronaves y deben cumplir las leyes aeronáuticas vigentes»

No es la primera vez que pilotos de los aeropuertos gallegos son objeto de este tipo de bromas cuando van a tomar tierra, especialmente en Santiago de Compostela por su mayor volumen de operaciones aéreas. Se trata de una moda peligrosa extendida en buena parte de la península. Tal es así que el órgano gestor aeroportuario español, Aena Aeropuertos, ha llegado a registrar más de 350 casos en un solo año en el conjunto de los aeropuertos españoles. Normalmente se producen siempre durante el aterrizaje de las aeronaves, cuando se encuentran más a tiro de los vándalos. Desde la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) han puesto de manifiesto en más de una ocasión las quejas que les han trasladado pilotos de diferentes compañías aéreas que operan en Galicia.

El uso de los punteros láser puede provocar serios daños en la cornea y en el caso de un piloto de aviación anular su capacidad de reacción. Supone además un incumplimiento de la Ley de Seguridad Aérea que puede conllevar penas de prisión e sanciones económicas millonarias. En cuanto al uso de drones, la legislación vigente prohíbe específicamente su uso en proximidades de aeropuertos, helipuertos, zonas urbanas o donde se ponga en peligro la vida de terceros.