foto: Aeronoticiario SCQ

El aeropuerto de Santiago de Compostela ha iniciado la que es la temporada de invierno más internacional de su historia. La terminal compostelana cuenta durante la presente temporada con enlace directo con once destinos europeos localizados en siete países como son Alemania, Italia, Irlanda, Francia, Holanda, Reino Unido y Suiza. Países con los que Santiago de Compostela tiene cada vez mayor proyección y que conforman su esquema de mercados prioritarios en el ámbito internacional.

Irlanda es el mercado que irrumpe este invierno como novedad en la oferta de vuelos desde o hacia la capital gallega. La aerolínea de bandera irlandesa, Aer Lingus, convirtió en anual su ruta directa a Dublín siendo esta temporada de invierno su estreno fuera de la temporada estival que es cuando históricamente se venía operando únicamente la conexión. Aer Lingus apuesta por el tráfico entre ambos destinos y para ello ofrece tres vuelos semanales entre ambas ciudades colocando a Irlanda como mercado emergente este invierno en Galicia.

El único país que ve mermado el número de conexiones semanales, que no destinos, es Italia. Si bien el invierno pasado Lavacolla contaba con vuelos directos a Milán Bergamo, Milán Malpensa y Roma Fiumicino, este invierno mantiene Milán y Roma como destinos directos pero pierde Malpensa como aeropuerto de destino. Esto le supone al aeropuerto de Santiago de Compostela reducir en tres sus vuelos semanales a Italia, tres frecuencias que son precisamente las que se ganan con la incorporación de Irlanda como mercado a través de la ruta a Dublín y que por tanto se mantiene equilibrado el número de plazas en el cómputo total entre uno que resta y otro que suma.

Otro mercado que no deja de crecer es Suiza que experimenta una tendencia al alza desde el pasado mes de Marzo y que se prolonga también en esta presente temporada de invierno al pasar de siete a ocho los vuelos semanales desde la terminal de Lavacolla, todos ellos operados por la compañía EasyJet y repartidos entre los aeropuertos suizos de Basilea y Ginebra.

Países como Alemania, Reino Unido, Francia y Holanda ven inalterable su número tanto de destinos como de frecuencias semanales. Una tendencia conservadora de las aerolíneas de ir sobre seguro y no arriesgar en temporada baja. Es por esto que el cómputo total de vuelos al extranjero en la temporada de invierno 2018 – 2019 se sitúa en 28 salidas cada semana desde Santiago de Compostela frente a las 27 que se ofrecían en el invierno anterior. 

Una lectura cortoplacista podría parecer que el aeropuerto compostelano de Lavacolla se ha estancado ya que únicamente se gana una frecuencia internacional más por semana pero hay que analizar detenidamente los factores que juegan en esta balanza de equilibrios donde países como Italia pierden 3 frecuencias frente a Suiza que gana 1 e Irlanda que gana 3. De ahí que la suma total sea que sea gana una única frecuencia internacional más en relación al invierno anterior pero se gana mucho más que eso, se gana la desestacionalización de un destino: Dublín. En el siguiente gráfico se pueden observar los mercados que ganan o pierden presencia en detrimento de otros. Todo un juego de equilibrios.

En lo que se refiere al volumen de vuelos internacionales por aerolínea, EasyJet se lleva el primer puesto al ofrecer ocho salidas semanales con sus vuelos directos a Basilea y Ginebra. El segundo y tercer puesto está empatado entre la low cost irlandesa Ryanair y la española Vueling que ofrecen siete salidas por semana a tres destinos cada una – Frankfurt Hahn, Londres Stansted y Milán Bergamo en el caso de Ryanair y Ámsterdam, París y Roma en el caso de Vueling -. En el cuarto y quinto puesto volvemos a encontrarnos con otro empate ya que tanto Lufthansa como Aer Lingus ofrecen tres vuelos por semana desde Santiago, en el caso de la aerolínea de bandera alemana a Frankfurt Main y Múnich y en el caso de la irlandesa, a Dublín.

Para entender mejor esta situación histórica que vive el aeropuerto de Santiago de Compostela este invierno se recomienda hacer un pequeño ejercicio de memoria. Allá por la temporada de invierno 2010/2011, la terminal de Lavacolla contaba con cero rutas internacionales tras la decisión de Ryanair de suprimir sus conexiones tres exteriores desde la capital gallega. Durante años, el aeropuerto contó únicamente en la temporada de invierno con tres enlaces exteriores – Frankfut Hahn, Milán Bergamo y Londres Stansted – hasta que irrumpió EasyJet en el aeropuerto operando todo el año primero a Ginebra y posteriormente a Basilea. Ya en 2015 la compañía Vueling decidió abrir su base operativa en Santiago y desestacionalizar sus enlaces con París y Roma en la temporada 2015 / 2016. En la temporada de invierno 2017 / 2018 hacia lo propio con la ruta a Ámsterdam convirtiéndola en anual. Y en esta presente temporada 2018 / 2019 es Aer Lingus la que desestacionaliza su ruta a Dublín.

Como se puede ver, siete años después de aquel 2011 horribilis para Lavacolla, el panorama ha cambiado radicalmente y los mercados estratégicos para el sector turístico gallego cuentan con conexiones estables los doce meses del año.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

4 Comentarios

  1. Londres podría tener fácilmente un segundo operador (easyJet, Vueling o British Airways). No tiene mucho sentido que Dublín vaya a tener tantas frecuencias como Londres siendo un destino mucho más pequeño y con menos tráfico con Galicia.

    • Londres si que va a experimentar este invierno un bajón importante en pasajeros. Hay que recordar que el invierno pasado en invierno eran dos operadores (Ryanair y Vueling) ambos con tres frecuencias semanales y ahora se reduce a la mitad. Esto debería provocar un full tras full en las únicas tres frecuencias que ofrecerá Ryanair. Coincido plenamente en que es una ruta que necesita un importante crecimiento en invierno, ya sea con segundo operador o con incremento de vuelos por semana.
      En el caso de Dublín, pues tendremos que ver cómo afronta su primer invierno…

  2. Pues el DUB anual bien que es venido. Y esperemos que sea éxito y continúe por mucho más tiempo. Ahora, eso sí, hace también falta que haya más frecuencias a LON. Estaría bien que Norwegian o BA también hicieran el SCQ-LGW.

    • el SCQ-DUB en el mes de Noviembre está funcionando, por el momento, bien situándose con medias de 75% que para ser noviembre no está mal. Habrá que ver cómo evoluciona la ruta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here