Las previsiones del tiempo no fallaron y conforme avanzaba la tarde empeoraban las condiciones meteorológicas en Santiago de Compostela. Tras una mañana que discurría con normalidad, la situación fue complicándose pasado el mediodía cuando ya varias aeronaves comunicaban los problemas que tenían al aproximarse al aeropuerto de Lavacolla debido a las fuertes rachas de viento.

Pasaban las siete de la tarde cuando el comandante al frente del vuelo de Air Nostrum que cubría la ruta Tenerife Norte – Santiago frustraba el aterrizaje en la capital gallega y comunicaba al centro de control compostelano su decisión de desviar el vuelo al vecino aeropuerto de A Coruña donde tomaría tierra minutos después sin mayor complicación.

Pocos minutos después llegaba el turno del vuelo de la aerolínea Vueling que realizaba la ruta entre Lanzarote y Santiago de Compostela. Este avión Airbus 320 se disponía a realizar su maniobra de aterrizaje cuando una fuerte racha de viento cruzado lo desvió del eje de pista de aterrizaje e inmediantamente ascendió para desviar su ruta hacia el aeropuerto de A Coruña.

Minutos más tarde aterrizaban con normalidad en Santiago los vuelos de Ryanair y Vueling procedentes de Barcelona y Málaga respectivamente pero cuando el vuelo de Ryanair procedente de Madrid lo intentó, tuvo que frustrar la maniobra. El comandante no cesó en su empeño y finalmente consiguió aterrizar al segundo intento en el aeropuerto compostelano.

Tiempo después, se disponía a aterrizar en Lavacolla un Boeing 737-800 de Travel Service procedente de Praga que traía de vuelta a Galicia a numerosos gallegos que pasaron la Semana Santa en la capital de la República Checa. Tras un primer intento frustrado, la aeronave lo intentó una segunda vez pero debido a las malas condiciones meteorológicas decidió finalmente poner rumbo al aeropuerto vecino de Oporto.

Llegaba el turno de los últimos vuelos del día como Iberia Express y Vueling procedentes de Madrid y Palma de Mallorca respectivamente. En el caso de Iberia Express, el comandante intentó la maniobra de aterrizaje pero de nuevo el viento cruzado le obligó a desistir del intento y desviar su trayectoria hacia el aeropuerto de Oporto. Por su parte, Vueling tuvo mayor suerte y es que pese a un intento fallido de aterrizaje, consiguió tomar tierra en Santiago de Compostela al segundo intento.

Cerraban la noche la llegada de los vuelos chárter de Transavia desde Ámsterdam y de Air Malta desde Malta. En ambos casos se consiguió aterrizara en Lavacolla aunque en el caso del vuelo procedente de Ámsterdam tuvo que ser en la segunda aproximación.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here