La llegada de la borrasca Qumaira a Galicia hizo saltar por los aires la conectividad aérea de toda la comunidad autónoma afectando a los vuelos de los tres aeropuertos gallegos por igual. Con rachas de viento de más de 90 kilómetros por hora y zizalladura en las sendas de aproximación final hacia los aeropuertos, las aeronaves con destino a Galicia tenían serias dificultades para tomar tierra.

El aeropuerto de Santiago de Compostela recibió los desvíos de cinco vuelos que tenían como destino final los aeropuertos de A Coruña y Vigo. Se trata de los vuelos de AIR EUROPA entre Madrid y A Coruña bajo el código AEA7233 así como tres vuelos de IBERIA EXPRESS procedentes de Madrid con destino a Vigo que tenían como códigos de vuelo IBS3964, IBS3960 e IBS3966. Así como el vuelo de AIR FRANCE procedente de París que debía aterrizar en Vigo y se vio obligado a desviarse a Santiago bajo el código AFR1594. En todos los casos, el pasaje fue trasladado en autocar desde sus respectivas terminales hacia la de Santiago de Compostela para embarcar posteriormente en sus respectivos vuelos.

Por su parte, la terminal compostelana comenzó a sufrir los duros efectos de viento y agua de Qumaira pasadas la una de la tarde. Justo cuando el Airbus A319 de la compañía TURKISH AIRLINES iniciaba su aproximación final al aeropuerto de Santiago, el viento intensificaba su fuerza generando grandes problemas para llevar a cabo el aterrizaje. Pese a ello, el comandante al frente del vuelo THY1315 iniciaba su primer intento de aterrizaje. Minutos después se veía obligado a abortar la maniobra por los vientos de más de 90 kilómetros hora que sacudían la aeronave en esos momentos. Rápidamente ascendía de nuevo y tras sobrevolar la comarca compostelana y esperar una mejoría de las condiciones, informó de que se desviaba al aeropuerto alternativo de la aerolínea en estos casos: Lisboa.

La misma suerte corrió el vuelo de EASYJET entre Ginebra y Santiago de Compostela bajo el código EZY1337 y que inició su maniobra de aterrizaje justo después de que el vuelo de Turkish Airlines lo abortase. Tras ese primer intento, el Airbus A319 de la compañía de bajo coste ponía rumbo al aeropuerto de Oporto, dónde la compañía confiaba en una mejoría de las condiciones meteorológicas para regresar a intentar otro aterrizaje. En vista de las previsiones adversas, la low cost británica informaba de que los usuarios serían trasladados por carretera.

1

 

Versión en galego:

A chegada da borrasca Qumaira a Galicia fixo saltar polos aires a conectividade aérea de toda a comunidade autónoma afectando aos voos dos tres aeroportos galegos por igual. Con refachos de vento de máis de 90 quilómetros por hora e zizalladura nas sendas de aproximación final cara aos aeroportos, as aeronaves con destino a Galicia tiñan serias dificultades para tomar terra.

O aeroporto de Santiago de Compostela recibiu os desvíos de cinco voos que tiñan como destino final os aeroportos da Coruña e Vigo. Se trata dos voos de AIR EUROPA entre Madrid e A Coruña baixo o código AEA7233 así como os tres voos de IBERIA EXPRESS procedentes de Madrid con destino a Vigo que tiñan como códigos de voo IBS3964, IBS3960 e IBS6966. Así como o voo de AIR FRANCE  procedente de París e que debía aterrar en Vigo e finalmente veuse obrigado a desviarse a Santiago. En todos os casos, a pasaxe foi trasladada en autocar dende as súas respectivas terminais cara á de Santiago de Compostela para embarcar posteriormente nos seus respectivos voos.

Pola súa banda, a terminal compostelá comezou a sufrir os duros efectos de vento e auga de Qumaira pasadas a unha da tarde. Xusto cando o Airbus A319 da compañía TURKISH AIRLINES iniciaba a súa aproximación final ao aeroporto de Santiago, o vento intensificaba a súa forza xerando grandes problemas para levar a cabo a aterraxe. Malia iso, o comandante á fronte do voo THY1315 iniciaba o seu primeiro intento de aterraxe. Minutos despois víase obrigado a abortar a manobra polos ventos de máis de 90 quilómetros hora que sacudían a aeronave neses momentos. Rapidamente ascendía de novo e tras sobrevoar a bisbarra compostelá e esperar unha melloría das condicións, informou de que se desviaba ao aeroporto alternativo da aeroliña nestes casos: Lisboa.

A mesma sorte correu o voo de EASYJET entre Xenebra e Santiago de Compostela baixo o código EZY1337 e que iniciou a súa manobra de aterraxe xusto despois da cal o voo de Turkish Airlines o abortase. Tras ese primeiro intento, o Airbus A319 da compañía de baixo custo poñía rumbo ao aeroporto de Porto, onde a compañía confiaba nunha melloría das condicións meteorolóxicas para regresar a intentar outra aterraxe. En vista das previsións adversas, a lowcost británica informaba de que os usuarios serían trasladados por estrada.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

Deja un comentario