Foto: Bene Riobó

Ryanair cierra la ruta Santiago-Barcelona

La low cost irlandesa Ryanair cierra la ruta Santiago – Barcelona desde el próximo 1 de Abril coincidiendo con el inicio de la temporada alta.  Una ruta que la compañía venía operando de forma ininterrumpida en el aeropuerto de Santiago de Compostela desde septiembre de 2010 y que en abril de 2019 se despedirá de la parrilla de destinos de la compañía en Lavacolla. Con esta decisión, la compañía cede definitivamente ante el pulso que venía manteniendo con Vueling por el corredor a la capital catalana y deja a ésta última con el monopolio de la ruta a Barcelona.

Ryanair ofrecía durante la temporada de verano 11 frecuencias semanales entre el aeropuerto de Lavacolla y el de El Prat y 9 frecuencias durante la actual temporada de invierno – una temporada en la que ya ha aplicado un ligero recorte de vuelos a la ruta -. Sólo para la próxima temporada de verano, la terminal compostelana perderá más 16.000 plazas de avión al mes en la ruta con Barcelona tras la decisión de la irlandesa de suprimir el enlace.

Desde la aerolínea evitan dar por cerrada la puerta a la ruta dejando así abierta la posibilidad de recuperarla en un futuro. Ryanair manifestó su compromiso por Santiago de Compostela como destino asegurando que mantendrá el mismo número de plazas totales al año en su operativa en el aeropuerto gallego aún suprimiendo de la oferta de rutas la conexión con la capital catalana por lo que los resultados del aeropuerto compostelano no deberían verse afectados en 2019.

La batalla iniciada por Ryanair en la ruta a Barcelona contra Vueling fue desinflándose en los últimos años en los que la irlandesa iba reduciendo su número de frecuencias semanales tras la guerra tarifaria entre ambas aerolíneas. Además, la propia Ryanair comenzaba a operar la ruta a Barcelona también en el aeropuerto olívico – con un millonario convenio con el Ayuntamiento de Vigo que está apunto de renovar por mantener un vuelo diario a Barcelona- y que acabó afectando también a los resultados de la low cost irlandesa en la conexión desde Santiago. Tras un duro recorte de vuelos a la Ciudad Condal en esta presente temporada de invierno, Ryanair cerrará la ruta a finalizar la temporada de invierno el 31 de Marzo de 2019.

Desde Ryanair han diseñado ya el plan de choque para contrarrestar esta importante pérdida, según puede adelantar ya este portal informativo en primicia, y para ello han comenzado con refuerzos en otras rutas desde/hacia la capital gallega como las ya anunciadas recientemente: Alicante y Londres – pasarán a contar con vuelo diario incrementando su oferta en 3.000 plazas extra al mes cada una -, Sevilla y Málaga – aumentan una frecuencia semanal que supone elevar su oferta en 1.500 plazas extra al mes cada una -.

Ahora la conexión Santiago-Barcelona pasará a estar en manos de Vueling en monopolio y se abren varios escenarios. El primer escenario podría ser una subida de precios como ocurre siempre que hay un monopolio o en el segundo escenario intentar captar a ese público manteniendo una tarifa media similar a la actual e incrementar su oferta en la ruta para conseguir hacerse con el mercado que deja la irlandesa. Sea cual sea el escenario, el aeropuerto de Santiago de Compostela cede terreno en la ruta a Barcelona con una caída brusca de conexiones que lo colocan a la cola de Galicia y pierde competencia en su segunda ruta más importante por número de pasajeros transportados anualmente.

Tags: No tags

7 Respuestas

Deja un comentario