Foto: Brais Gil Zas

Vueling añade un segundo avión a su base en Santiago

La aerolínea Vueling da un paso adelante y enseña músculo en el aeropuerto de Santiago de Compostela. Vueling añade el que será su segundo Airbus A320 en el aeropuerto de Santiago en la temporada de verano 2019 reforzando así su posición en Lavacolla donde es el segundo operador por volumen de pasajeros y donde aspira a recortar distancias con su principal rival: Ryanair. Con la incorporación de este segundo aparato desde el 22 de junio, Vueling refuerza su posición e incrementa de forma notoria el número de asientos que ofertará en la temporada de verano 2019 con origen o destino en Santiago de Compostela. Un avión que será basado de forma permanente en Lavacolla y que permitirá a la compañía ofrecer mayor flexibilidad, conectividad y mejores horarios.

Distribución de aviones Vueling basados en los aeropuertos del Norte para la temporada de verano 2019

La llegada de este segundo avión a la base operativa de la compañía en Lavacolla supone un impulso para el aeropuerto y el sector turístico y de negocios ya que permitirá a la aerolínea ofrecer un mayor número de vuelos con salida a primera y llegada a última hora del día. Este segundo Airbus A320 – con capacidad para 180 pasajeros – supondrá en la práctica el refuerzo de su centro de operaciones en la capital gallega aumentando también el personal de su base operativa ya que se crearán en torno a 40 nuevos puestos de trabajo ya que habrá nuevas tripulaciones basadas en Santiago así como nuevos empleos en servicios de handling y asistencia en tierra. Vueling convierte así al aeropuerto de Santiago de Compostela en su segunda base más importante del norte peninsular tras Bilbao. La distribución de aeronaves Vueling destinadas en sus bases operativas en el norte de España puede observarse en el gráfico que acompaña. 

Esta importante decisión de la aerolínea viene marcada como respuesta inmediata a la tomada por parte de Ryanair de abandonar la ruta entre Santiago y Barcelona y por tanto dejar huérfano un amplio nicho de mercado que ahora Vueling aspira a cubrir incrementando sustancialmente el número de vuelos al día entre ambas ciudades. Otro de los motivos que ha llevado a esta ampliación de aeronaves basadas en la capital gallega responde también a la amplia demanda y buenos datos que Vueling está logrando en sus rutas desde que llegó a Lavacolla en 2006 y en especial desde la apertura de su base de operaciones en 2015. Desde que inauguró su centro de operaciones en la capital gallega en 2015, su ocupación media anual ha ido escalando desde el 76,6% ese año al 82% en 2018.

Con este escenario, Vueling mueve ficha de forma ágil y destinará un segundo Airbus A320 a la base compostelana lanzando a la venta un 7% más de plazas para temporada de verano 2019 hasta alcanzar los 512.748 asientos disponibles desde/hacia Santiago de Compostela en la temporada estival que termina a finales del mes de octubre. Barcelona será la ruta sobre la que pivotará el grueso de operaciones del segundo avión basado en el aeropuerto de Lavacolla ya que Vueling mejorará los horarios de la ruta y ofrecerá con esta aeronave un vuelo a primera hora del día los siete días de la semana favoreciendo así los viajes de negocios así como los vuelos en conexión con toda la red de destinos tanto de la propia aerolínea como de la amplia oferta que ofrece El Prat. Barcelona será por tanto la principal protagonista del crecimiento que la aerolínea ha programado para la temporada de verano 2019 y el destino que concentrará el mayor aumento de asientos disponibles aprovechando la marcha de Ryanair del corredor.

Este segundo Airbus A320 llega a la base operativa de Vueling en Santiago dando un fuerte impulso a la actividad del aeropuerto ya que la aerolínea incrementa un 38% el número de vuelos semanales con Barcelona desde el próximo 22 de junio pasando de 16 a 22 frecuencias semanales. Pero como no solo de vuelos a El Prat vive la base de la aerolínea en Lavacolla, Vueling ha diseñado un plan estratégico de crecimiento a largo plazo en la capital gallega que pasa por reforzar otras rutas como Tenerife Norte que pasará de 2 vuelos a 3 a la semana mejorando también así la conectividad con el archipiélago canario. Todo esto supone en la práctica que Vueling ofrecerá 51 salidas semanales en Santiago de Compostela con la llegada de este segundo avión frente a las 44 semanales de la temporada de verano 2018.

¿Cómo se organizará la operativa de la aerolínea desde el 22 de junio?

A partir de dicha fecha, Vueling reestructura completamente el corredor Santiago-Barcelona invirtiendo el sentido de sus vuelos. Si actualmente los aviones partían desde la capital catalana a primera hora del día hacia la gallega, desde el 22 de junio será a la inversa. Todos los días de la semana despegará desde Santiago de Compostela un avión Vueling a las 06:50 h para aterrizar en El Prat a las 08:30 h convirtiéndose en el enlace con Barcelona más madrugador desde Galicia. Además, el resto de vuelos con la Ciudad Condal cambian también sus horarios: ofrecerá un segundo vuelo diario a las 11:45 h y habrá otro a las 18:55 h. A mayores, los viernes y domingos ofrecerá una cuarta frecuencia diaria a las 13:40 h. Por su parte, los vuelos de regreso desde Barcelona saldrán a las 09:20 h, 14:15 h y 21:25 h . Este último vuelo del día procedente de Barcelona aterrizará en Santiago a las 23:10 h siendo un horario éste que beneficiará al sector turístico – ya que permitirá llegar en el mismo día a la capital gallega a quienes viajen en conexión desde toda Europa así como al sector de negocios que podrán ir a primera hora y volver a última hora del día – además de tratarse del último vuelo en llegar a Galicia desde Barcelona y que por tanto será utilizado por todos aquellos viajeros que tengan que volar a Galicia a última hora del día.

Cimientos para una nueva expansión

La llegada de este segundo aparato a Santiago de Compostela es un refuerzo importante de la base de operaciones de la aerolínea y si bien por el momento basar este segundo Airbus A320 no trae consigo la apertura de nuevas rutas, Vueling ha apostado por intentar captar el pasaje abandonado por Ryanair en el corredor catalán y mejorar horarios. Aún así, hay margen de crecimientos futuros con este segundo avión que la compañía destina a la capital gallega y que llega para poner los cimientos de la siguiente etapa de crecimiento y expansión Vueling en Santiago de cara la Xacobeo 2021.

Según Manuel Ambriz, jefe de planificación de rutas de Vueling, «Estamos seguros de que este nuevo avión en Santiago de Compostela nos ayudará a robustecer nuestro programa de rutas desde la capital gallega y que en un futuro nos permitirá incrementarlas». Con esta afirmación, Vueling reafirma su intención de hacerse fuerte en el aeropuerto compostelano a medio plazo y confía en poder anunciar próximamente nuevas conexiones directas.

Tags: No tags

37 Respuestas

Deja un comentario