El servicio de bus lanzadera al aeropuerto objeto de críticas por parte de los usuarios de este servicio

¿Conoce o ha utilizado alguna vez el servicio de buses lanzadera que conecta el centro de Santiago de Compostela con el aeropuerto y viceversa? ¿Que opinión tiene de este servicio? Seguramente la respuesta a la primera pregunta sea afirmativa en la mayoría de los casos pero por desgracia la respuesta a la segunda cuestión es bastante desfavorable.

Numerosos usuarios de este servicio han mostrado su asombro y disconformidad con el trato recibido por parte de algunos conductores de este servicio. Se repiten las quejas por la velocidad a la que viajan algunos de los autocares incluso saltándose semáforos en rojo a la altura del barrio de «San Marcos» o del núcleo urbano de «Lavacolla». Esto provoca que algunos viajeros lleguen al aeropuerto de Santiago de Compostela y pregunten donde dejar la correspondiente reclamación por el servicio.

Otras quejas del servicio se tratan por ejemplo sobre algunos conductores que dejando a un lado las condiciones climatológicas, tienen a los usuarios a la intemperie en la calle Doutor Teixeiro hasta que falta un minuto para arrancar el autocar hacia el aeropuerto, algo que no es visto con buenos ojos por los usuarios ya que no entienden el proceder de esos conductores ya que permanecen dentro del autocar con las puertas cerradas mientras los usuarios se sufren la lluvia o el calor en la calle.

Un ejemplo del proceder de algunas personas al cargo de estos autocares fue ayer mismo, miércoles 23 de Mayo, cuando a las 15:00 horas arrancaba de Doutor Teixeiro el autocar rumbo a Lavacolla. Aún no habían depositado sus maletas/bultos 4 peregrinas alemanas en la zona habilitada para ello en el interior del autocar, cuando el conductor arrancó provocando la caída de una de ellas en el interior del autobús.

Llama poderosamente la atención que una empresa, en este caso FREIRE, que se ha ganado una concesión con la Xunta de Galicia, para operar este servicio de bus lanzadera, no mime a los clientes. Confiemos en que impere el sentido común para que la última imagen que tiene un turista tras estar en Santiago no sea precisamente la de un mal servicio.

Tags: No tags

13 Respuestas

Deja un comentario