Los partidos políticos apuran sus propuestas en plena campaña electoral para hacerse con el bastón de mando en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela y saben que el aeropuerto de Lavacolla es algo que también entra en dichas propuestas. Por ello, este portal ha mantenido una serie de encuentros con diversos partidos que concurren a estas elecciones municipales y a todos ellos les ha realizado las 3 mismas preguntas. Hoy comenzamos por conocer la visión de Francisco Reyes, candidato del Partido Socialista:

¿Cómo valora la situación actual del aeropuerto de Santiago?

Desde noviembre de 2012 a abril de 2014 perdimos más de 550.000 pasajeros. Parece que a partir de abril empezamos a estabilizarnos un poco pero no nos recuperamos ni muchísimo menos. La situación de Lavacolla es el resultado de una política no solo errónea si no claramente perjudicial para nuestro aeropuerto y en beneficio de Alvedro por parte do Comité de Rutas presidido por el actual alcalde Agustín Hernández. Nuestro aeropuerto es de referencia para el noroeste peninsular por instalaciones y por situación geográfica, lidera el pasaje aéreo así como el transporte de mercancías. 

¿Qué medidas impulsará para el desarrollo del mismo?

-Concesión de licencias para las lanzaderas que permitan llegar desde cualquiera de las otras seis ciudades a Lavacolla directamente.

-Establecer frecuencias con el aeropuerto de El Prat y con la T-4 de Barajas para conseguir conexiones internacionales como hizo Valencia, dado que nadie nos tiene que relegar a las low cost. Lavacolla es el único del noroeste peninsular desde el que las aerolíneas de bajo coste pueden ter actividad sin perder dinero.

-Acuerdo de colaboración con Sá Carneiro para que los pasajeros que llegan a Oporto y visitan Compostela puedan hacer el regreso a sus lugares de origen desde aquí y viceversa.

-¿Cómo calificaría la evolución turística de la ciudad?

Es cierto que el impulso del Camino de Santiago continuó, hubo un incremento de visitantes en los últimos tiempos pero se redujo drásticamente la pernoctación media, la rentabilidad por pernoctación y se agravó el problema de la estacionalización de Santiago entre los meses que van de octubre a abril y que lleva a que muchos hoteles tengan que cerrar.

Deja un comentario