La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha convocado paros parciales para los días 8, 10, 12 y 14 de junio como medida de “rechazo a la decisión” de ENAIRE, matriz de Aena, de sancionar a 61 controladores aéreos del Centro de Control de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010.

Los paros se desarrollarán en periodos de dos horas en los turnos de mañana y tarde, de 10:00 a 12:00 horas y de 18:00 hasta las 20:00 horas, según ha informado el sindicato que agrupa a más del 90% de este colectivo. USCA acordó llevar a cabo estos paros parciales en su Asamblea nacional celebrada el martes. El 81% de los integrantes de la Asamblea votó a favor de la convocatoria de huelga.

El sindicato planteó esta misma votación en su Asamblea del mes de marzo, pero quedaron sucesivamente aplazadas por el accidente aéreo en Los Alpes franceses, la Semana Santa y las elecciones locales y regionales en España.

Los 61 controladores aéreos, que pertenecen al centro de control de Barcelona, fueron sancionados por Enaire con un mes de empleo y sueldo. Las sanciones a 59 de los 61 controladores aéreos objetos de sanción que trabajan en Barcelona se harán efectivas a partir de 2016 “por falta de personal”, mientras que otros 2 trabajadores ya han cumplido la sanción por su traslado a otros centros de control, ha informado el sindicato. USCA también reivindica la readmisión de un controlador aéreo de Santiago de Compostela, despedido, tras el cierre del espacio aéreo el 3 y 4 de diciembre de 2010.

El sindicato de controladores ha expresado que “rechaza de plano” estas 61 sanciones, todas recurridas ante los tribunales de lo Social, y las considera “completamente fuera de lugar”. La portavoz de USCA en Madrid, Beatriz Jerez, ha reiterado que los 61 controladores sancionados “no tuvieron responsabilidad alguna” en el cierre del espacio aéreo en 2010 y ha precisado que los jueces les han “dado la razón, en las formas y en el fondo” en el ámbito de lo penal. La portavoz nacional del sindicato, Susana Romero, ha calificado la situación de “esperpéntica”. Romero ha apuntado que Enaire “no quiere negociar” y que se erige en “juez y parte, desoyendo los autos judiciales”. Añade que fue Enaire la que cerró el espacio aéreo y que el colectivo al que representa “se limitó a cumplir” las órdenes. La portavoz ha indicado sobre Enaire que “igual teme que en algún momento” tenga que dar explicaciones sobre quién tomó las decisiones en el cierre del espacio aéreo de 2010.

Añade que suponen un “torpedo en la línea de flotación” de las relaciones entre los controladores y el Ministerio de Fomento. Se trata de la primera vez que los controladores aéreos convocan paros parciales en 26 años y Susana Romero se mostró esperanzada en que los paros parciales “no se lleguen a realizar”, lo que relacionó con un próximo acuerdo con el gestor aeroportuario. USCA ha informado de que los servicios mínimos no están discutidos, lo que afectará a la reorganización de los horarios por parte de las compañías aéreas, y ha precisado que si los paros parciales concluyen sin acuerdos con Enaire valorarán “una posible continuidad”.  

ENAIRE decidió sancionar a los controladores después de que un juzgado de Gavà (Barcelona) confirmase en la causa “el abandono del ejercicio de sus funciones”, aunque el juzgado decidió archivar la causa. En este momento, solo quedan pendientes de resolución las causas abiertas en Madrid —donde el juez ve indicios de delito de sedición para 113 controladores aéreos y ocho miembros de la junta directiva de USCA— y en Palma de Mallorca. En ambos casos, USCA confía en que se resuelvan de la misma manera.

Deja un comentario