Ayer sábado se vivió una noche intensa en el aeropuerto de Santiago de Compostela debido a problemas operativos de la compañía irlandesa RYANAIR que obligaron a retrasar varios enlaces con destino y origen en el aeropuerto compostelano durante más de cuatro horas.

El vuelo RYR7003 procedente de Gran Canaria aterrizaba ayer tarde en el aeropuerto de Lavacolla  pero una vez desembarcado el pasaje se detectó una pequeña anomalía técnica que obligó a retrasar el vuelo posterior, RYR7004, con destino a Gran Canaria. Dicho vuelo fue viendo como se iba retrasando progresivamente su salida sin conocer una hora fija para su despegue.

Por su parte, el vuelo RYR5317 procedente de Madrid, tomaba tierra en Santiago de Compostela con más de una hora de retraso. Se inició el embarque de los pasajeros del vuelo posterior, el RYR5318, con destino Madrid, pero cual fue su sorpresa cuando se les anunció que debían desalojar la aeronave sin darles una explicación o motivo para dicha decisión.

Minutos después, ya pasada la medianoche vieron como los pasajeros del vuelo a Gran Canaria embarcaban en dicha aeronave para despegar rumbo al archipiélago canario con más de 3 horas de retraso. Esto generó malestar entre los pasajeros con destino a Madrid que no daban crédito a lo que estaba sucediendo ya que desde la compañía no se les daba explicación alguna.

RYANAIR finalmente envió un 737-800 vacío desde Madrid para recoger a los pasajeros afectados que debían volar a la capital española. Eran poco más de las dos de la madrugada cuando el avión de la compañía irlandesa despegaba rumbo a Madrid con un retraso de casi cuatro horas.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here