La tarde de ayer martes discurría con normalidad en el aeropuerto de Santiago de Compostela hasta que el reloj marcó las 16:56 horas. En ese momento, el Airbus A320 de la aerolínea irlandesa Aer Lingus rodaba hacia la cabecera de pista para emprender rumbo a Dublín. Un despegue que el comandante al frente del vuelo tuvo que abortar y comunicar a torre de control que regresaban a la plataforma de estacionamiento.

¿El motivo? la indisposición de un miembro de la tripulación que tras ser notificado de ello al comandante, se tomó la decisión de regresar a la plataforma para poder dar atención médica en primera instancia en las instalaciones aeroportuarias de Lavacolla y posteriormente ser trasladado al Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

Debido a este percance y al faltar un miembro de la tripulación, la compañía se vio obligada a retrasar el vuelo entre la capital gallega y Dublín hasta solventar la situación. De esta forma, la aerolínea hizo una alteración del plan de vuelo que cubría la ruta entre Dublín y Faro – en Portugal – para trasladar hasta Santiago de Compostela una nueva tripulación.

A las 20:33 horas tomaba tierra en Lavacolla un Airbus A321 de la compañía Aer Lingus procedente de la capital irlandesa para dotar de tripulación al vuelo afectado y posteriormente poder continuar sus planes de vuelo ambos vuelos. Uno rumbo a Dublín que debía haber despegado a las 16:15 horas y que no pudo hacerlo hasta las 20:54 horas con el número de vuelo EIN743 y el otro rumbo a Faro a las 20:50 horas bajo el código de vuelo EIN498.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

1 Comentario

Deja un comentario