El Coronavirus ha supuesto el golpe de gracia a los tres aeropuertos de Galicia y así se puede comprobar en el balance que acumula cada una de las tres terminales gallegas durante los ocho primeros meses del año. Entre los tres aeropuertos han perdido ya más de dos millones trescientos mil usuarios, una cifra que seguirá acrecentándose, todavía más, lo que queda de año.

¿Cómo ha afectado el Coronavirus a las terminales gallegas?

Los tres han sufrido una frenada en seco de su respectivas previsiones. En el caso del aeropuerto compostelano de Lavacolla se ha quedado en papel mojado la previsión de alcanzar este 2020 los tres millones de pasajeros tras cinco años consecutivos rompiendo sus propios récords históricos. Con una caída de 1.269.555 pasajeros en relación al mismo periodo del año anterior, se sitúa como el aeropuerto de Galicia que mayor volumen de usuarios ha perdido por la pandemia – algo lógico, también, al ser el de mayor tráfico aéreo de Galicia -.

En el caso del aeropuerto coruñés de Alvedro, el Covid19 ha roto, también, su trayectoria positiva y en los ocho primeros meses del año ha descendido un 63,7% en relación al mismo periodo del año anterior dejándose por el camino más de medio millón de pasajeros. Por su parte, el aeropuerto de Peinador – en Vigo -, ha sufrido el impacto de la pandemia en su ya mermada oferta aérea y ha perdido en los ocho primeros meses del año un total de 473.848 usuarios.

Recuperación lenta e irregular .-

Tras unos mes de abril y mayor donde los aeropuertos gallegos tocaron fondo, el tráfico aéreo comenzó a reiniciarse muy tímidamente en la segunda mitad del mes de junio siendo el aeropuerto de Santiago de Compostela el que ejerciese de motor con la reactivación del mercado doméstico pese al Coronavirus. Mientras tanto, los aeropuertos de A Coruña y Vigo tuvieron que esperar a comenzar el mes de julio para retomar su conectividad aérea.

Es precisamente en los resultados del mes de julio cuando se ve la diferente tendencia que van tomando las tres terminales en Galicia. Lavacolla presenta una subida acusada ya que pasa de apenas mil usuarios en junio a alcanzar los 86.177 pasajeros en julio. Un dato de por si malo pero que invitaba al optimismo de la recuperación. Una recuperación aérea que continuó en agosto donde volvió a marcar otra escalada hasta situarse en casi ciento cincuenta mil usuarios y acaparando el 70% del tráfico aéreo de Galicia.

Por su parte, las terminales de A Coruña y Vigo siguieron acusando los efectos del Coronavirus ya que su actividad aérea quedó muy mermada. Ambos aeropuertos siguieron un comportamiento muy similar con una recuperación casi paralela pero sin pico. Alvedro pasó de apenas 2.595 usuarios en junio a 28.000 en julio y 39.369 en agosto. En el caso de Peinador, la tendencia es casi idéntica pasando de 1.714 usuarios en junio a 21.686 en julio y casi 35.000 en agosto. Estos datos dan idea de cómo está a día de hoy el tráfico aéreo en toda Galicia y lo que costará recuperar los niveles previos.

Los aeropuertos de Galicia entraron en junio en una especie de coma inducido por el envite del Coronavirus pero han ido saliendo de este estado de forma muy diferente y sobretodo con unas perspectivas muy distintas según hablemos de Lavacolla, Alvedro o Peinador. Lo que si parece claro es que de los tres aeropuertos de Galicia, el de Santiago será el que más y mejor preparado salga de ésta situación al contar con el mayor número de aerolíneas y destinos directos.

Escenario a corto y medio plazo.-

Como se comentaba en el punto anterior, el escenario es bien diferente según se hable de uno u otro de los aeropuertos de Galicia pero hay que tener claro que ninguno, absolutamente ninguno, volverá a valores pre – Coronavirus en un abrir y cerrar de ojos. Será un proceso lento, muy lento, y que necesitará años – las aerolíneas calculan que mínimo hasta 2023 o 2024 – para recuperar el tráfico aéreo previo a ésta pandemia.

Lavacolla es previsible que cierre este fatídico 2020 por debajo el umbral del millón de pasajeros. Un escenario que ya da idea del batacazo que registra la actividad aérea en el principal aeropuerto gallego ya que no cabe olvidar que 2019 lo cerró acariciando los tres millones de pasajeros. Alvedro no hay previsión de que supere el medio de millón de usuarios y el aeoropuerto de Peinador llegaría, con mucho trabajo, a los cuatrocientos mil usuarios.

Con un Año Santo o Xacobeo a las puertas, los tres aeropuertos de Galicia lo fían todo a una pronta recuperación del tráfico aéreo pero con dosis de realismo ya que el Coronavirus ha supuesto el golpe de gracia para las tres terminales. La falta de coordinación aérea entre las tres infraestructuras en Galicia no es novedad pero parece que el Coronavirus ha puesto órden en el desorden que es el sistema aeroportuario gallego.

Las aerolíneas se han visto obligadas a reorganizar sus operativas y rediseñarlas sobre la marcha y lo más llamativo de todo es el denominador común que siguen todas y cada una de ellas: concentrar su oferta en el aeropuerto de Santiago de Compostela. Lo que no ha conseguido ningún Comité de Rutas lo está logrando una pandemia. Casualidad o no, el panorama aéreo en Galicia es malo ya que a la de por si escasa oferta aérea en las tres terminales durante la temporada de invierno, se sumará la revisión a la baja de las programaciones de las aerolíneas, que ya han anunciado reducciones de vuelos y suspensiones de rutas en los tres aeropuertos de Galicia para los próximos meses.

Vueling
Allá por un 28 de enero de 2010 comenzaba esta aventura, Aeronoticiario SCQ. Desde entonces aquí estoy, informando de la actualidad del aeropuerto de Santiago de Compostela de una forma fresca y de manera cercana. Aviación y turismo aderezado con una pizca de 2.0.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí