OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Oporto: 1 burbuja que se deshincha

Durante los últimos años, el aeropuerto de Oporto no dejaba de captar nuevas aerolíneas e inaugurar nuevas rutas directas. Un fenómeno de crecimiento vertiginoso que llevó al aeropuerto de Saa Carneiro a ser protagonista en Galicia de numerosas publicaciones por su buen hacer a nivel de márketing con las compañías aéreas y también por la captación de pasajeros. Pero el Coronavirus golpeó el sector aéreo con fuerza y el aeropuerto de Oporto no iba a ser menos y ha sufrido un envite por diversos frentes en su línea de flotación.

La irrupción del Covid19 en nuestras vidas ha tenido un impacto todavía por cuantificar en el sector aéreo y las aerolíneas arrojan pérdidas millonarias en todo el mundo por el desplome de la demanda. Es por ello que revisan con lupa sus programaciones de vuelos en todo el globo para adaptarse a la situación actual. Es evidente que en este contexto – igual que sucedió con los tres aeropuertos de Galicia -, el aeropuerto de Oporto no iba a ser la excepción.

¿Cuál es la situación actual en Oporto?

El aeropuerto de Oporto está resistiendo como buenamente puede este duro golpe al sector aéreo pese a la cascada de suspensiones temporales y cierres definitivos de rutas que está padeciendo – más de 30 rutas canceladas -. Un goteo constante de noticias negativas para la terminal lusa que ve cómo el gran músculo logrado durante los últimos diez años se va desvaneciendo a pasos agigantados.

La aerolínea de bandera portuguesa, TAP, atraviesa un momento financiero muy delicado que la ha llevado a ser intervenida por el Gobierno de Portugal tras arrastrar pérdidas por más de 800 millones de euros. Con éste panorama, TAP ha de centrarse en un estricto plan de viabilidad y para ello ha comenzado a reforzar su hub en el aeropuerto de Lisboa y a desmontar su operativa bicéfala que ofrecía en el aeropuerto de Oporto. Tal es así, que dentro de este desmantelamiento, la compañía ha anunciado que cierra la ruta Oporto-Ámsterdam – contaba con un vuelo diario -, Oporto-Madrid – que contaba con cuatro vuelos diarios y estaba previsto que alcanzara seis – o Oporto-Milán Malpensa – contaba con un vuelo diario -.

A éstas cancelaciones, hay que añadir reducciones drásticas de frecuencias en otras rutas desde Oporto como Zúrich – un 50% menos de vuelos cada semana -, Nueva York – reducción del 60% en su número de frecuencias por semana -, Sao Paolo – reduce un 35% su oferta de vuelos cada semana – o Sal – que elimina el 50% de la oferta semanal -. Todo ésto en busca de viabilidad en un momento en que la demanda está por los suelos y la compañía tiene que cumplir con un estricto programa de reestructuración.

¿Y el resto de aerolíneas que opera en Oporto?

Efectivamente, no solo TAP ha ajustado su programación. La gran protagonista del aeropuerto luso es la low cost Ryanair y ella ha aplicado también un severo recorte tanto de capacidad en Oporto como en su oferta de destinos directos. Ryanair ha suprimido de su oferta doce rutas directas para la próxima temporada de invierno – Copenhague, Dusseldorf Weeze, Edimburgo, Lisboa, Nápoles, Núremberg, Palma de Mallorca, Estrasburgo o Stuttgart entre otras -, así como reducido frecuencias en otras rutas como Colonia, Malta, Barcelona, Dublín o Toulouse entre otras.

Pero éste no es el único caso aislado ya que la otra gran low cost europea con base operativa en Oporto, EasyJet, también ha aplicado un fuerte recorte de rutas directas para el próximo invierno a la par que reducciones de frecuencias en otras rutas. Entre las rutas canceladas para la próxima temporada de invierno destacan Berlín, Málaga, Manchester o Montpelier, mientras que reducirá frecuencias a otros destinos como Basilea, Ginebra o París. Otras compañías de renombre como Emirates tampoco tienen previsto retoma su ruta directa entre el aeropuerto de Oporto y Dubai para la próxima temporada de invierno.

Y así un largo etcétera de rutas que se han caído de la oferta de la terminal ya que muchas de ellas han aplicado ajustes de capacidad como Vueling, Transavia, Air Europa e Iberia que han reducido el número de vuelos semanales en cada ruta con destino al aeropuerto de Oporto.

Deja un comentario